sábado, 29 de abril de 2017

Tempus fugit


Hay una cosa que he descubierto con los años: que todo se pasa volando… la vida, las horas, los momentos, las oportunidades, la gente. Le dices hola a un año nuevo y de pronto ya se está despidiendo. Le dices hola a un mes y a otro y a otro, y casi no pesan, podría decirse que van cruzando la frontera sin equipaje. No importa que corras, el tiempo siempre te adelanta. Da igual lo intensa o dramática que te pongas, tampoco tiene la intención de frenar, lo que se quedó atrás, ahí se quedó. Adonde quiero ir a parar es que la vida se va demasiado rápido…
…demasiado como para sólo ver lo malo, como para sufrir por gusto, como para dejar que los pensamientos negativos se instalen, como para no dejarle hueco a la felicidad. Fuera penas, fuera dolores, adiós sufrimientos, fuera ahogarnos en un vaso de agua.
Debemos dejar de ver sólo lo negro, hay muchos más colores. Porque hay variedad y color, porque no todo es de la forma en la que lo vemos, porque aunque hay de todo, lágrimas y risas, al final tú eliges la manera en la que desfilas por la vida, tú eres lo que proyectas. Por eso la vida es un camino que se desvanece en el horizonte, hay que enfocar la vista, pero nunca perder la perspectiva del suelo que tenemos bajo los pies.


viernes, 14 de abril de 2017

Laura Callaghan


Laura Callaghan es una artista irlandesa que reside al sureste de Londres. Su trabajo de ilustración está lleno de vibrantes detalles en lo que hace uso de toda la paleta de colores inimaginables. Algunos dicen que su arte habla de mujeres sin miedo situadas en escenarios coloridos, y que representa la banalidad sin remordimientos, la trivialidad sin contriciones, la vida sin grandes pesadumbres, aunque sus chicas viven saturadas de caprichos y casi siempre tienen cara de aburrimiento y fastidio. De cada trabajo emerge un trasfondo crítico. Su arte está repleto de estampados y desorden, no hay huecos blancos. Laura trabaja a mano y emplea acuarelas, tinta china y estilógrafo, materiales analógicos para lograr una estética supuestamente infantil como conseguida con rotuladores y lápices de colores. Vive de sus encargos y algunas publicaciones de moda, en las que parece que las poses descaradas de sus chicas encajan a la perfección. También dibuja comics en donde se maneja bien con la parodia. Su estilo fresco es su seña de identidad... vale la pena conocerla.











Fuentes:

miércoles, 5 de abril de 2017

El pozo de los deseos


Era un mágico planeta, pues los sueños siempre se cumplían… pero en ese fantástico mundo de sueños cumplidos alguien no era feliz, y ese alguien sufría mucho, pues no lograba que su único gran deseo le fuera concedido por el brujo de los anhelos, ya que el único requisito que no os he contado para que un sueño se hiciera realidad era que quién lo quisiera cumplir, lanzara una moneda de oro a la fuente de los encantamientos, que por ello era el pozo más brillante, más resplandeciente y especial de todos cuantos se hubieran construido.
La norma, porque siempre hay norma, era que dicha moneda era difícil de conseguir, ya que el príncipe de la región las había hecho requisar una por una, hasta que no quedara arcón o zurrón que guardara ni una sola. El príncipe, avaricioso, las quería todas para sí haciendo uso de su poder como futuro rey, y las malgastaba en las cosas más tontas e insignificantes, porque había ordenado que sólo él tuviera deseos.
Sin embargo y a pesar de la norma, era bastante difícil para el pueblo renunciar a sus aspiraciones de riqueza y de prosperidad, a su codicia, porque aunque alguien tan vil como aquel príncipe lo quisiera, era imposible hacer olvidar a todo un pueblo algo tan importante como un deseo, y nadie había olvidado cómo era soñar. Tanta era la fuerza de ese sentimiento, tan tentadora, que algunos rondaban la fuente de los encantamientos con la idea de bajar al pozo y robar alguna de las monedas. Lo que ellos no sabían era que de esa manera condenaban al dueño de la moneda y chafaban su deseo.
El príncipe, temeroso de que fueran desapareciendo sus deseos y sus sueños tapió el pozo, pero se olvidó de recuperar la última moneda de oro y volver a lanzarla a la fuente, con lo que de esa manera robó y condenó el último deseo que no se cumpliría hasta que la moneda fuera recuperada y devuelta. La fatalidad quiso que el último deseo perteneciera al principie que había deseado convertirse en un rey justo, y que no podría serlo hasta que no recuperara la moneda. Alguien sabía de ella y de la desesperación del príncipe, y llegó a un acuerdo con él, le ayudaría a encontrarla si él abría de nuevo el pozo y le concedía un deseo. El príncipe aceptó, pues sabía que con su promesa aquel desconocido removería cielo y tierra hasta conseguirla, ya que lo que más necesitaba aquel extraño era dejar de sufrir por su sueño incumplido.
La moneda extraviada viajó por muchas tierras, de mano en mano y de dueño en dueño. Tan pronto como obtenían una pista de su paradero la volvían a perder. Viajaron detrás de la moneda de oro sin percatarse de que lo único que ahora realmente deseaban, bastante por encima de todas las cosas, era encontrarla. Un día llegaron a un palacio en el que no vivía nadie. Siglos de silencio encerraban sus paredes desconchadas. Allá les aguardaba una sorpresa, en aquel lugar se toparon con el tesoro más hermoso y bello que sus deslumbrados ojos hubieran visto jamás. Nadie reclamará este tesoro si nos lo llevamos, pensaron, porque nadie sabía de su existencia, pero creyendo que les estorbaría en su empresa de encontrar la moneda, partieron de nuevo, dejando atrás el tesoro.
Siguieron su viaje por todo el planeta, incansables, resistiendo. Atravesaron un interminable desierto tras el cual encontraron unas minas y en ella filones de diamantes, pero al no ver la moneda no perdieron el tiempo y siguieron buscando.
Y el viaje se volvió más frío y más largo, y en lo alto de una altísima montaña, en un templo perdido del tiempo y de las estaciones, fueron a hallar mil vasijas de oro macizo, pero ofuscados por el deseo de encontrar la moneda salieron de allí, sin reparar en nada más. No pensaron que si se llevaban las vasijas podrían fundirlas, podrían fabricar cientos de monedas, podrían formular cientos de deseos, porque era tal la necesidad del príncipe por su moneda perdida que no reparó en las alternativas que se le presentaban.
Y entonces, después de muchísimo tiempo, un día, en un mercado donde compraron fruta fresca, por fin la encontraron, y el príncipe no pudo ser más feliz y dichoso que en aquel azaroso momento.
Los dos extenuados viajeros regresaron al pozo. Les costó hallarlo porque habían transcurrido muchos años, y las malas hierbas y la maleza lo habían camuflado con el paisaje. No obstante, el pozo fue otra vez abierto, y el deseo del príncipe fue cumplido. Y llegó el momento del extraño, que le exigió al rey que cumpliera con su promesa.
–Oh, querido –le contestó el rey con el corazón partido–, la tarea de esta búsqueda no sólo me ha costado años sino toda mi fortuna, así que aunque quisiera ya no quedan monedas de oro para ti y tu deseo.
El extraño miró embelesado a lo profundo del pozo, que titilaba hipnóticos brillos, y con lágrimas en los ojos se precipitó sobre él, desapareciendo en la profundidad brillante, donde murió ahogado por los deseos de los demás.
El rey, profundamente dolido y apenado sintió remordimientos. Había dedicado tanto esfuerzo a un solo deseo que se había olvidado de todo lo demás; de sí mismo, de las riquezas que había hallado por el mundo, y de hacer felices a los demás. Entristecido mandó destruir el pozo de los deseos y decretó que a partir de ese día cada ciudadano luchara por sus propios sueños, que fuera capaz de ir un paso más allá por cumplirlos si era necesario como había hecho aquel extraño por ayudarle. Así nadie lograría un deseo con una moneda sino que lucharía por él, con tesón y perseverancia. Se dice que sus súbditos engañaron al rey, que el pozo nunca fue destruido sino tapiado, para que siempre se albergara la esperanza de tropezar con un pozo que concediera deseos tan fácilmente.



lunes, 27 de marzo de 2017

Foto-Lego

Encontré el trabajo del fotógrafo Mike Stimpson por pura chiripa, me llamó la atención pues ya lleva muchos años recreando algunas de las grandes fotografías que han pasado a la historia con figuras de Lego, ese juguete que nos despierta tanta memoria de nuestra infancia. Hoy te presento algunos de sus trabajos, y de paso te hablo de la historia que guardan estas instantáneas.

“La cama de la paz”
1969, John y Yoko el primer día de su encamado por la paz en el hotel de Ámsterdam.
John Lennon y Yoko Ono llevaron a cabo dos encamadas de catorce días de duración en pro de la paz, en Ámsterdam y en Montreal, como protesta no violenta contra las guerras y promover la paz (la verdad era que estaban de luna de miel y aprovecharon la coyuntura para realizar la protesta). Este acontecimiento llevó a la filmación del documental Bed Peace, filmado por Nic Knowland y producido por Bag Production.

“La tenista”
Tennis Girl es una de las imágenes icónicas del siglo XX y uno de los pósters más vendidos de la historia, (y el más libidinoso).
La fotografía fue tomada por Martin Elliott en septiembre de 1976. En ella se ve a Fiona Butler, su novia en aquella época, levantando su falda para enseñar que no llevaba nada debajo. Ella no jugaba al tenis con regularidad por lo que tuvo que pedir ropa prestada (los zapatos eran de su padre) para la sesión fotográfica (las pelotas de tenis que se ven ella las usaba para jugar con su perro). Elliot vendió los derechos de la imagen a la empresa Athena. El cartel logró vender más de dos millones de copias. Fiona no recibió nada a cambio, solo el hecho de ser la protagonista de una de las imágenes más populares, parodiadas y copiadas.


“El mecánico”
Lewis Hine, 1920. La fotografía muestra a un mecánico de la casa de la energía que trabaja en la bomba de vapor. El sujeto cuidadosamente planteado, un joven con la llave en mano, está encorvado, rodeado por la maquinaria que define su trabajo. Pero, aunque está limitado por la maquinaria (casi un vientre metálico), el hombre se esfuerza contra él, músculos tensos, con una mirada determinada, en una representación icónica de la masculinidad.


“El Beso”
El 14 de agosto de 1945 las tropas aliadas vencen a Japón provocando su rendición, y con esto, finaliza la II Guerra Mundial. A modo de celebración, un marinero que llegaba de la guerra besa a una enfermera a quien no conocía. Esta foto tomada por Alfred Eisenstaedt en Time Square, New York, EE.UU. fue publicada en la revista Life, convirtiéndose en la más emblemática de nuestro tiempo.


“Dalí atómico, 1948”
El fotógrafo Philippe Halsman se caracterizó por su ingenio, materializado sobre todo a través de la técnica del "jumping style" o "jumpology", a la que él dio origen. El objetivo era conseguir así una imagen mucho más real, más verdadera, sin artificio ninguno, sin que el cerebro pudiera controlar la expresión del rostro.
La idea de la foto fue parida por ambos, por Halsman y Dalí basándose en el cuadro de Dalí que aparece en la zona derecha de la foto, y de donde toma el nombre: Leda Atómica. La imagen pretende mostrar un concepto de suspensión, como estado atómico, puro surrealismo acorde con el motivo. Tras casi 30 intentos y más de 5 horas de trabajo, lograron lo que buscaban. Un dato curioso es que tenían que conseguir que los gatos no apareciesen con gestos de sufrimiento, que no se pudiese pensar que se los había maltratado, ya que la ley vigente en Estados Unidos les podría haber causado más de un problema. De hecho, el propio Halsman declaró en una entrevista: “Mis ayudantes y yo estábamos agotados, completamente mojados y sucios. Solamente los gatos parecían como nuevos”


“Hombre en la Luna”
20 de julio de 1969, Neil Armstrong, comandante del módulo lunar Eagle fue el primer hombre en poner un pie en la Luna. Poco después lo seguiría su copiloto, Edwin "Buzz" Aldrin. Una de las tantas fotografías memorables registradas en ese momento fue precisamente la de Aldrin, representando lo que era en aquel momento: un hombre solitario en un planeta extraño.
Desde entonces esta imagen ha sido impresa millones de veces, ha aparecido, entre otros tantos lugares, como portadas de publicaciones de fama mundial, como la revista TIME y la National Geographic.
Neil Armstrong tomó esta fotografía empleando una cámara de formato medio de origen sueco Hasselblad Data. Esta "cámara lunar" no era otra cosa que una Hasselblad 500EL especialmente modificada para la ocasión: se la selló especialmente y se le cambiaron los lubricantes por otros más complejos. También se le cambió el color por un acabado blanco para evitar el exceso de calor y radiaciones infrarrojas que podrían velar la película.


“Pie Grande”
Bigfoot o Sasquatch son varios de los nombres que ha recibido un supuesto animal de aspecto simiesco que habitaría los bosques, principalmente en la región del noroeste del Pacífico en América del Norte.
Corren muchas historias sobre su avistamiento, pero la evidencia más sorprendente de que existe es un filme creado por Roger Patterson en 1967. Patterson filmó varias locaciones porque pensaba hacer un documental. A la 1:15 pm, Patterson y su amigo Bill Gimlin cabalgaban al norte de Bluff Creek, en el parque nacional Six Rivers, cuando vieron una hembra de Pie Grande caminando por un arroyo. Durante el acontecimiento los caballos se espantaron y tiraron a los jinetes al suelo. Rápidamente Patterson cogió su cámara de 16 mm y filmó algunos minutos de película que le sobraban. Hasta el día de su muerte Patterson juró que su historia era verdadera… aunque Pie Grane sigue sin ser descubierto.


“Alzando la bandera en Iwo Jima”
Raising the Flag on Iwo Jima es el nombre de esta fotografía histórica tomada el 23 de febrero de 1945 por el fotógrafo Joe Rosenthal en la isla de Iwo Jima, Japón. La fotografía muestra a cinco marines de los Estados Unidos y un médico de la Armada alzando la bandera estadounidense en el monte Suribachi durante la batalla de Iwo Jima de la Segunda Guerra Mundial.
La fotografía llegó a ser muy popular y fue reimpresa muchas veces, llegando su autor a obtener el premio Pulitzer de fotografía. Está considerada como la instantánea de guerra más importante de la historia y una de las fotografías más reproducidas del mundo.
De los seis hombres que aparecen en la fotografía, tres (Franklin Sousley, Harlon Block y Michael Strank) cayeron en combate, mientras que los tres supervivientes (John Bradley, Rene Gagnon e Ira Hayes) se convirtieron en celebridades debido al uso propagandístico de guerra que se realizó con su aparición en la fotografía. La imagen fue utilizada posteriormente por Felix de Weldon para esculpir el Memorial de Guerra del Cuerpo de Marines de Estados Unidos, situado junto al Cementerio Nacional de Arlington, a las afueras de Washington, D.C.

Fuentes:

sábado, 18 de marzo de 2017

¿Es decir que nunca ocurrió?


El recuerdo más extravagante de mi niñez tiene por protagonista a una vaca, una vaca grande, gorda, lechera, una vaca entrometida y muy fisgona que se coló pasillo adentro hasta la cocina del tío abuelo de mi padre e interrumpió nuestra merienda, luego dijo muuuú y reculando volvió a salir al patio, seguramente para regresar a su establo y continuar rumiando con tranquilidad. ¡Qué susto nos pegó! ¡Qué cerquita vi yo sus cuernos! Y sin embargo cuando rememoro este hecho con mi madre ella frunce el ceño y me dice bastante segura que eso nunca ocurrió… Imposible, pienso yo, porque recuerdo muy bien que la leche de mi vaso quemaba y que el bollicao se quedó a medias. Es un recuerdo inventado, me dice mi madre. ¿Inventado?, ¿eso quiere decir que nunca ocurrió? Me empeño en pensar que en la memoria de mi madre hay un agujero, así que comento con mis hermanos aquel relato de la vaca, unos me dan la razón, otros no saben ni de qué les hablo. ¿Cómo es posible que una parte de mi familia recuerde algo que al parecer nunca sucedió?
La memoria es un mecanismo complicado, un recuerdo no está fijado en un lugar preciso del cerebro, se trata de una reconstrucción que hace en un momento determinado el lóbulo frontal.
Quizás te suene el efecto Mandela. Ah, ¿no?, pues consiste en que un gran número de personas tienen recuerdos sobre algo muy vívido, lo creen real, pero en base a los registros existentes, dicho hecho nunca ocurrió. Algunos han aventurado alguna explicación a este hecho, elucidando que el recuerdo realmente viene de algo que ocurrió en un universo paralelo provocando una discordancia en nuestra mente y la realidad del nuevo universo paralelo donde nos hemos transportado. Hay otra hipótesis más rara (o quizá no) que tiene que ver con viajeros en el tiempo que al regresar al pasado sus acciones producen cambios en la secuencia de los acontecimientos futuros. Pero no se trata de eso, es sólo que la memoria del ser humano es algo imperfecta, y la percepción que origina un recuerdo es aún más imperfecta.
Y te estarás preguntando que tiene que ver en eso Nelson Mandela. Pues el nombre surge después de que una gran cantidad de personas creyeran que Mandela no murió en 2013 si no que falleció en prisión en la década de los 80, recordaban incluso ver a su viuda llorar en televisión y algunas revueltas callejeras en la calle.  ¿A qué es sorprendente? ¡Pues hay más casos!


La cantidad de personas que iban en el coche de John F. Kennedy cuando fue asesinado, muchos recuerdan haber visto cuatro personas, pero en realidad eran seis.

En “El Imperio contraataca” de la saga Star Wars, hay una escena (muy muy famosa) en donde Darth Vader le revela a Luke que es su padre. La mayoría de las personas que vieron la película recuerdan escuchar la frase: “No, Luke, yo soy tu padre”, pero en realidad él nunca mencionó el nombre de Luke. El mismo James Earl Jones, al contar la historia recuerda haber dicho la palabra Luke, pero no fue así….


El hombre frente al tanque en la plaza de Tianannmén el 5 de julio de 1989. La fotografía y filmación del hombre de pie, solo delante de la columna de tanques, fue titular en cientos de periódicos y revistas alrededor del mundo. Son muchos los que recuerdan (erróneamente claro está) que los tanques le pasaron por encima quitándole la vida.


La ubicación de Nueva Zelanda, al volver a revisar los libros de geografía nos damos cuenta que esta isla no está al costado izquierdo de Australia como muchos piensan, ni arriba, sino a su derecha. ¿Será que antes eran diferentes los mapas en los libros? ¡Vete tú a saber!


Muchos describen al muñequito del Monopolio, el juego de mesa, con un monóculo. Pero este personaje nunca lo tuvo. Es como los tirantes de Mickey Mouse. Cuando la gente se disfraza del famoso ratón lo hace con tirantes, sin embargo en las animaciones nunca los lleva, ni en sus dibujos más clásicos. Otra confusión muy grande es cuando tratas de recordar cómo se escribe el nombre de las series animadas de ayer y hoy: Looney Toons… no, no se escribe así, aunque la gente piensa que sí. Es Looney Tunes.

Para algunos todas estas pruebas son un indicio de que alguien nos está cambiado el pasado, ¿tú qué crees?

Fuentes:

martes, 14 de marzo de 2017

The Molochs


Dicen que The Molochs supura esencia retro, le veo a eso un punto a favor, no vamos a tomárnoslo como una involución sino como una reinvención de lo que ya ha funcionado, ¿puede seguir funcionando, sigue teniendo cabida, puede seguir atrayendo? Un grupo para los amantes del sabor curado y el mas polvoriento rock sesentero…

El quinteto californiano liderado por el argentino Lucas Fitzsimons debutó en 2013 con “Forgetter Blues”, un álbum impregnado de influencias del garage de la Costa Oeste y del folk que no consiguió trascender más allá de la escena local.
Es con “America’s Velvet Glory”, su segundo larga duración, con el que esta banda, con nombre de antigua deidad come niños, ha logrado cierta repercusión internacional. El truco es que han usado un sonido más estilizado, poderoso y enérgico. Abiertos a nuevas influencias sin dejar de lado el folk, la banda despacha un garage de tintes psicodélicos en el que también tiene cabida el rhythm & blues británico. El resultado ha sido un disco del que emanan un puñado de buenas canciones en los que destila el buen rollo. “Ten Thousand”, “No Control”, “Charlie’s Lips”, “That’s the Trouble With You”, “The One I Love”, “No More Cryin’” , “You and Me”…
“America’s Velvet Glory” bien podría ser el álbum inédito de una banda que, cincuenta años atrás, pretendía hacerse un hueco en la escena musical californiana, acercándose concienzudamente al estilo de grandes referentes del momento como The Seeds y The Rolling Stones. Una eficiente sinergia que deriva en un garage refinado que, por supuesto, no es impermeable ni a la psicodelia ni al folk. Los de Lucas Fitzsimons han hecho el trabajo de la misma manera en la que lo hubieran facturado cinco décadas atrás, y todo ello con estilo propio. Mérito, desde luego, no les falta.




domingo, 26 de febrero de 2017

Revoltijo de carnavales

Su origen puede remontarse al antiguo Egipto, incluso a la época de mayor esplendor del imperio romano sazonadamente pagano, aunque la realidad de su origen es un misterio lo que si sabemos del carnaval es que se trata de una celebración ancestral que ha ido evolucionando y adaptándose a los nuevos  tiempos. Los carnavales son la fiesta del pueblo, las más populares, las más espectaculares y coloridas. Se celebran en cada rincón del  planeta, cada una con un sabor y una peculiaridad característica. A todos les une un espíritu de diversión y trasgresión, la música, las máscaras, el color… bajo el disfraz no hay clases ni castas, el carnaval es pura trasformación, y esa es la clave de su popularidad.

Carnaval de Nueva Orleans: Mardi Gras (martes graso) es el nombre con el que es conocido el carnaval de Nueva Orleans, una explosión de cuentas de colores y juguetes que caen como lluvia sobre esta ciudad que relaja sus costumbres por estas fechas.
La influencia francesa y los colores púrpura, verde y dorado que simbolizan la justicia, la fe y el poder, están muy presentes en la puesta en escena de una de las grandes citas del estado de Luisiana, que se remonta a principios del siglo XVIII.
Las celebraciones se prolongan durante semanas con desfiles de carrozas, bailes de máscaras y, por supuesto, con los king cakes (una especie de roscón de reyes muy típico) hasta los días previos al Mardi Gras. Es entonces cuando la fiesta llega a su punto más álgido con los desfiles organizados por las krewes (las peñas carnavalescas).

El carnaval de Notting Hill: Es uno de los únicos carnavales que no se celebran antes de la cuaresma. Su celebración se lleva a cabo durante el último fin de semana del mes de agosto, siendo esta una de las peculiaridades más destacadas aparte de su carácter abierto y extrovertido que invita a gentes de todo el mundo a bailar y a disfrutar de la fiesta sin un guión preestablecido.
Nacido a mediados de la década de los 60 de la mano de inmigrantes sobre todo jamaicanos, conserva un aire caribeño, con plumas y vestimentas típicas de otras latitudes más cálidas, en contraste con el escenario que ofrecen las calles de este barrio de la ciudad de Londres.

Carnaval de Río de Janeiro: Se puede definir con una sola palabra: samba. Miles de personas desfilan por el sambódromo en medio de una multitud venida de todo el mundo. Y es que la fiesta reúne cada año a cinco millones de personas, de los que cerca de un millón son turistas. Sin duda se trata del carnaval más afamado del mundo.
Durante meses, las escuelas de samba, las auténticas almas del carnaval de Río, preparan las comparsas, que en ocasiones pueden llegar a integrar hasta cinco mil participantes.

Carnaval de Venecia: Elegantes y adornadas máscaras es lo que nos viene a la cabeza cuando hacemos alusión a este carnaval que se remonta a finales de la Edad Media y que tuvo su máximo esplendor en los siglos XVII y XVIII.
Durante diez días, la elegancia y el glamur están presentes en los espectaculares desfiles de disfraces de la plaza de San Marcos, en los grandes bailes en fiestas públicas y privadas y en las procesiones de barcos tradicionales por los principales canales de la ciudad. Trajes de época, antifaces y el escenario más bucólico para disfrutar del carnaval más especial.

Carnaval de Barranquilla: Fusiona tradiciones católicas y antiguas fiestas paganas, es un carnaval muy vivo y musical en el que la cumbia colombiana destaca como protagonista de la celebración. En 2003 recibió la consideración de Patrimonio de la Humanidad
La batalla de flores supone el pistoletazo de salida de cuatro días de fiesta y diversión, en los que desfiles de carrozas, comparsas y grupos de baile se suceden. El festival de orquestas y la presencia de personajes populares como el Rey Momo o el Hombre Caimán hacen acto de presencia, finalizando con el entierro de Joselito Carnaval.

Carnaval de Oruro: Su popularidad no ha cruzado el gran charco siendo uno de los carnavales más desconocidos para el público europeo, sin embargo se trata del más espectacular y sin duda del mas visual. Declarado en 2001 Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad por la Unesco, la ciudad boliviana celebra una fiesta mitad religiosa, mitad pagana, que mezcla tradiciones indígenas y españolas.
La fiesta honra a la Pachamama, la madre tierra, y a la Virgen del Socavón, a la que se le dedican desfiles y coreografías. Las luchas entre el bien y el mal, la presencia de los pecados capitales, las danzas de origen afroamericanas… todo ello está muy presente en una manifestación de cultura viva y de folclore único.

El carnaval de Cádiz: El ingenio, el sentido del humor y la gracia de los gaditanos de pone de relieve más que nunca durante los carnavales. La ciudad se vuelca en organizar y disfrutar de una fiesta que está considerada Fiesta de Interés Turístico Internacional.
La mordacidad de las chirigotas, la espectacularidad de los disfraces, y las composiciones musicales que año tras año repasan los temas más candentes hacen del carnaval de Cádiz uno de los más divertidos del mundo.
De hecho, el centenario concurso de coplas, coros, comparsas y cuartetos que anualmente se celebra en el Gran Teatro Falla es uno de los acontecimientos de mayor interés no sólo entre los gaditanos sino también entre los foráneos.

El carnaval de Niza: La elegante capital de la Riviera francesa se viste de gala para celebrar unas fiestas en las que el buen gusto y la diversión están servidos. No en vano el carnaval de Niza, que se remonta a finales del siglo XIX, es el mayor acontecimiento invernal de la Costa Azul.
Charangas y cabezudos desfilan junto a carrozas gigantes revestidas de flores frescas por las principales calles y avenidas, mientras tiene lugar la Batalla de la Flores. A lo largo del Camino del Inglés, jóvenes lanzan miles de capullos a los espectadores situados a lo largo del recorrido. Aparte de esto una de las características de este carnaval son sus carrozas alegóricas.

El carnaval de Tenerife: Ostenta la máxima consideración para fiestas que concede el ministerio con competencias en turismo en España. Conocido internacionalmente está considerado el segundo carnaval más popular después de los que se celebran en Brasil, de hecho la ciudad de Santa Cruz de Tenerife está hermanada con la ciudad de Río de Janeiro por esta razón.
Cuenta con algunos records, siendo por ello la capital mundial del Carnaval. Consta del carnaval "oficial" y el carnaval en la calle. El carnaval oficial cuenta con más de 100 grupos con una media de 50 componentes cada uno: murgas, comparsas, grupos de disfraces, rondallas y agrupaciones musicales. El carnaval de la calle, viene a ser la participación de los propios ciudadanos en la fiesta. Miles de personas salen a la calle con su disfraz para bailar y vacilar, culminando el martes de carnaval. Aquel día tiene lugar el Gran Coso Apoteosis, un gran desfile que se remonta a principios del siglo pasado, en el que participa todo el mundo, con las reinas como principales protagonistas y sus enormes, preciosos y elaborados vestidos.


Fuentes:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...